euskadi.eus

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Gizonduz
 

Violencia contra las mujeres

--------------------------------------------------------------------------------

Contextualización

La violencia contra las mujeres es una de las manifestaciones más graves de la desigualdad de mujeres y hombres. En este sentido, es manifiesta la necesidad y la prioridad de trabajar urgentemente en la erradicación de esta grave e intolerable violación de los derechos humanos. Para ello, resulta imprescindible actuar en el corto plazo, articulando medidas y recursos para la protección y atención integral a las víctimas. Además, son también prioritarias las actuaciones de sensibilización y prevención que visibilicen las diferentes formas de violencia contra las mujeres como un problema social derivado de la desigualdad de mujeres y hombres, a fin de ir logrando una paulatina reducción hasta su erradicación.

Estos tres tipos de actuaciones (la protección y atención integral a las víctimas, la sensibilización y la prevención), son recogidos en la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres.

A lo largo del articulado de dicha ley se regulan una serie de medidas dirigidas a la igualdad de mujeres y hombres, como aspecto básico y esencial para la prevención de todo tipo de violencia contra las mujeres, dedicando el capítulo VII (“Violencia contra las mujeres”) del Título III (“Medidas para promover la igualdad en diferentes áreas de intervención”) a regular, de manera específica, diferentes aspectos para combatir dicha problemática.

En primer lugar, en el artículo 50 se establece una definición concisa de lo que, a sus efectos, la Ley 4/2005 entiende por violencia contra las mujeres: “cualquier acto violento por razón del sexo que resulte, o pueda resultar, en daño físico, sexual o psicológico o en el sufrimiento de la mujer, incluyendo las amenazas de realizar tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad que se produzcan en la vida pública o privada”.

Posteriormente, dicho capítulo desarrolla dos secciones en las que se regulan medidas para la intervención de las Administraciones públicas vascas competentes en la materia. La primera (artículos 51-53) referida a la investigación, prevención y formación del personal implicado en la intervención ante casos de violencia contra las mujeres; y la segunda (artículos 54-62), dirigida a la atención integral y protección a las víctimas de maltrato doméstico y agresiones sexuales, así como a la coordinación entre las administraciones públicas vascas competentes en la materia, que favorezca una actuación eficaz.

El proceso y desarrollo del trabajo realizado hasta el momento en materia de violencia contra las mujeres ha aconsejado en la presente IX Legislatura, la creación en el Gobierno Vasco de la Dirección de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género, en el seno del Departamento de Interior, encargada de dirigir y coordinar la política del Gobierno Vasco en esta materia, así como la necesidad de dotarse de un marco legislativo específico en esta materia, que permita además, la regulación de medidas dirigidas a combatir las diferentes expresiones en que se manifiesta dicha violencia.

En este sentido, el Gobierno Vasco, en sesión celebrada el 17 de noviembre de 2009, aprobó el calendario legislativo de la presente Legislatura (2009-2013), en el que se contempla el ejercicio por parte del Gobierno de una iniciativa legislativa en materia de atención integral a las víctimas de la violencia de género.

 


     

Compromiso con las personas